El nacimiento de la primera nidada de caimanes aguja, en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, se convirtió en un nuevo hito sobre este proceso tras 94 días de incubación.

A la fecha, han nacido nueve individuos, con la asistencia de personal especializado del programa de Conservación de Especies Amenazadas que lidera la carbonera, y que busca el repoblamiento de estas especies en La Guajira.

“Hoy es un hilo de esperanza para que esta especie pueda prosperar y la podamos disfrutar en generaciones futuras”, indicó Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

Madriñan explicó que esta especie, en vía de extinción, habita en la zona de Bahía Portete y Bahía Hondita, en la Alta Guajira y cuenta con una particularidad genética:

Es una especie que ha sufrido muy pocos cambios en los últimos 60 millones de años, viviendo en las aguas del Caribe colombiano.

“Los animales permanecerán en el centro hasta alcanzar la talla y peso adecuados para su posterior liberación en el Parque Natural Nacional Bahía Portete, ubicado al lado de la operación de Puerto Bolívar, y del cual Cerrejón ha sido vecino por 30 años, demostrando una convivencia ambiental exitosa”, dijo Madriñán.

Unos 140 huevos estuvieron en incubación, luego de la reproducción en cautiverio de cinco hembras de caimán aguja, por lo que se espera que el 80 por ciento de las crías sobrevivan.

Este proceso pionero, que lleva en sus primeras etapas el cortejo, apareamiento y la anidación, es monitoreado por biólogos y veterinarios expertos de la Fundación Omacha.

El apareamiento se da una sola vez al año. Lograrlo fue uno de los primeros hitos luego de cuatro años de intentos. De ocho hembras en cautiverio, cinco anidaron huevos.

“Este logro refleja el esfuerzo de todo un equipo humano, que por años ha venido trabajando en la adecuación del hábitat para los animales, creación de nidos artificiales, colecta de huevos y seguimiento a la incubación”, afirmó José Gabriel Nisperuza, biólogo de la Fundación Omacha y del Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón.

Con el nacimiento de estos nuevos caimanes, arranca la posibilidad de iniciar el proceso de repoblamiento de la especie en La Guajira, la cual es fundamental para los ecosistemas.

 

Tomado de El Tiempo

Leave a comment