Sin duda, el ratón arrocero o ratón de campo es una sorpresa para la comunidad de Bogotá. Desde 2004 no se tenían reportes de este pequeño mamífero que es propio de la cordillera Oriental y algunas zonas de Venezuela.

Sin embargo, en una de las jornadas del Grupo de Monitoreo a la Biodiversidad de la Secretaría de Ambiente se logró registrar al animal en el humedal Torca – Guaymaral, según un artículo publicado el pasado 2 junio en la página de la administración de Bogotá.

El ratón arrocero bogotano fue visto por primera vez en 1895. En años posteriores fue captado, pocas veces, en el humedal La Conejera y en la vereda del Verjón de la localidad de Chapinero, dando cuenta de lo difícil que es toparse con uno de estos roedores.

No obstante, 18 años después vuelve a aparecer indicando, según los expertos, que el hábitat del humedal Torca – Guaymara se encuentra en buenas condiciones.

Según el portal anteriormente mencionado, “el cuerpo de este ratón mide entre 78-90 mm y su cola entre 62-75 mm. Su pelaje es café oscuro”.

A raíz del sorprendente hallazgo, la Secretaría de Ambiente invitó a las personas que frecuentan la zona a cuidar y proteger la fauna silvestre.

Por esta razón, la institución pidió que en caso de ver el animal, lo mejor es reportarlo a través del correo electrónico fauna@ambientebogota.gov.co o llamar directamente a las siguientes líneas telefónicas:

  • Unidad móvil de Rescate de Fauna Silvestre: 317 4276828
  • Oficina Sur: 318 7125560,
  • Oficina Salitre: 318 8277733
  • Oficina Central: 601 377 8854.

Tomado de El Tiempo